EXPERIENCIAS EN VITORIA-GASTEIZ

EL CASCO MEDIEVAL, DONDE LA VIDA ES SUEÑO

Visto desde el cielo, el Casco Medieval de Vitoria-Gasteiz tiene forma de ojo almendrado que todo lo ve. Visto a pie de tierra, mientras lo recorro, me parece lo que es, una joya del Medievo extremadamente bien conservada, por lo que ha recibido tres Premios Europa Nostra.

Casco medieval de Vitoria-Gasteiz

Me pierdo por sus calles buscando los gremios de artesanos que trabajaban en ellas: Herrería, Zapatería, Cuchillería, Correría... En ellas encuentras algunos de los edificios más antiguos y singulares de la ciudad, como una posada medieval de ladrillos, hoy restaurante, llamada El Portalón. Imagino a caballeros y soldados compartiendo mesa y vinos mientras la mesonera saca los asados... En la calle Cuchillería entro en la Casa del Cordón, así llamada por el cordón de la orden franciscana que luce en su puerta, para ver en su interior una hermosa bóveda estrellada que le ha dado fama. Despierto de mi sueño histórico cuando llego a la Torre de los Anda, ejemplo del gótico renacentista. Construida en el siglo XV es uno de los edificios más antiguos de la ciudad y formaba parte junto a la Catedral de Santa María de la muralla defensiva.

Plaza de la Virgen Blanca. Vitoria-Gasteiz

Actualmente vive gente en ella así que no se puede ver el interior, pero el exterior ya es impresionante. Dos palacios renacentistas llaman mi atención, el de Escoriaza-Esquivel y el de Montehermoso. Este último es un centro cultural y a él me dirijo de visita. Por fuera es de una elegancia señorial que me maravilla. Dentro tienen lugar exposiciones, talleres y otras actividades que lo hacen estar lleno de vida. Hay mil rincones que ver, pero antes, decido sentarme en la Plaza de las Bullerías, tras darle un abrazo a la estatua del amigo Ken Follett, a contemplar la antigua muralla de Gasteiz para sumirme, de nuevo, en una ensoñación medieval.

Estatua de Ken Follet. Vitoria-Gasteiz

ARTIUM, LAS MIL CARAS DEL ARTE MODERNO

Artium

La visita a Artium, el Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo inaugurado en 2002, es imprescindible para cualquier amante del arte. Entre la colección de obra permanente que me atrae como un imán se incluyen nombres míticos como Picasso, Dalí, Oteiza, Chillida, Miquel Barceló, Cristina Iglesias o Bill Viola. Además hay interesantes exposiciones de todo tipo: pintura, documental, fotografía, vídeo arte... O interesantes conciertos e interactivas charlas y conferencias. También ofrecen cursos y talleres para todas las edades, conviene informarse en su página web para aprovechar aún más la visita. O relacionan obras expuestas con la gastronomía y luego se puede disfrutar del plato en cuestión en el restaurante Cube Artium.

Artium

Nada más entrar al museo, miro hacia arriba y me maravillo por el enorme bulbo de cristales que preside el vestíbulo de este museo moderno en todas sus acepciones. Algo que me encanta de Artium es el espacio, por sus amplias dimensiones, un elemento más que ayuda a disfrutar de las obras. Perderse por él es toda una experiencia para sentir las emociones que solo el arte puede conseguir que experimentes. Ponerle nombre puede llevar todo el día y siempre va a merecer la pena. ¿Un consejo? Sentarse a subir fotos y escribir en las redes sociales todo lo maravilloso que has visto; en el Artium tienen wifi gratis.

ANILLO VERDE, DE PARQUE EN PARQUE

En lugar de murallas, la ciudad de Vitoria-Gasteiz está rodeada de parques. Se trata de una declaración de intenciones de una ciudad que apuesta por el verde y por un futuro sostenible. Se trata, también, de la mejor bienvenida que se puede ofrecer a quien la visita. Un "Anillo Verde" compuesto en la actualidad por seis parques de alto valor ecológico, los de Armentia, Olarizu, Errekaleor, Zabalgana, Zadorra y los humedales de Salburua, cada uno con personalidad propia.

Armentia

Habrá más porque se trata de un proyecto orgánico, vivo, que sigue creciendo del mismo modo que sus habitantes y los mismos árboles. Crecen juntos, unidos. Los seis parques están entrelazados por corredores eco-recreativos y todos ellos conforman la mejor protección con la que pueden contar sus ciudadanos: un entorno limpio y verde.

Me propongo recorrerlos en bicicleta, aunque por supuesto también se puede hacer a pie, se trata de un paseo muy agradable y abarcable. Pero prefiero aprovechar sus numerosas vías para ciclistas y las 47 calles de tráfico calmado donde los vehículos no pueden superar los 30 kilómetros por hora para sentir el aire limpio de esta urbe eco en la cara. Pasear por esta ciudad es un placer. No en vano Vitoria-Gasteiz fue Capital Verde Europea en 2012. No hay nada que me pueda gustar más que la Naturaleza. Esto es así.

Vista aérea de Vitoria-Gasteiz verde

Quizá por eso acabo enamorada de Vitoria-Gasteiz, porque sabe conjugarla mejor que ninguna otra en una simbiosis verde que te atrapa.

ATARIA, LA PUERTA DE LOS HUMEDALES

El Centro de Interpretación de "Ataria" es la puerta para comenzar a entender toda la riqueza natural de los Humedales de Salburua, el mayor de los parques que componen el "Anillo Verde" de Vitoria-Gasteiz y que linda al este con la ciudad. Allí me dirijo para decidir qué recorrido hago en este tesoro natural, Humedal Ramsar de Importancia Internacional y Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) dentro de la Red Europea Natura 2000. En "Ataria" me proveen de mucha información.

Ataria

El parque, de 206 hectáreas, puede recorrerse por diversos itinerarios, cuenta con dos observatorios de aves -es un paraíso para los amantes de la ornitología- y está formado por varias lagunas, de las que Arkaute y Betoño son las principales. Además, Salburua cumple una primordial función como potente depuradora que elimina sustancias nocivas de las aguas del acuífero cuaternario sobre el que se asienta. Su riqueza de flora es más que evidente y entre ella se cuenta la gran extensión de espadilla (Carex riparia), considerada la mejor conservada de la Península Ibérica.

Salburua

Excepto una manada de ciervos, introducida artificialmente para el control de la vegetación, toda la fauna del humedal es de origen silvestre. Salburua tiene, con 108 especies, una de las comunidades de escarabajos carábidos más importantes de la Península Ibérica o libélulas amenazadas como Coenagrion mercuriale. También posee una de las comunidades más completas de anfibios y reptiles de Euskadi, entre los que destacan los galápagos autóctonos y especialmente, la rana ágil, un precioso y pequeño anfibio que vive en el sotobosque del robledal y que está amenazada de extinción a escala ibérica. También habita aquí uno de los mamíferos más encantadores y amenazados, junto con el lince ibérico, de toda Europa: el visón europeo (Mustela lutreola). Su conservación es uno de los objetivos prioritarios de la gestión del parque.

Ataria

Mientras recorro el Paseo de los Humedales por una pasarela sobre el agua pienso en la importancia de este lugar para la protección medioambiental y, sin duda, para el disfrute de los afortunados que lo visitamos.