ENTORNOS NATURALES

PARQUE NATURAL DE GORBEIA

Parque Natural del Gorbeia

Con sus 1.482 metros, la cumbre del Gorbeia se alza entre picos y barrancos de caliza, enmarcada por la verde Sierra de Anboto. Se trata de uno de los cinco montes bocineros de Bizkaia desde los que se convocaban las Juntas Generales mediante hogueras y toque de cuernos. Este lugar mágico, enclavado entre Álava y Bizkaia, cuenta con impresionantes vistas y hayedos y robledales donde hay construcciones prehistóricas y una rica diversidad tanto de flora como de fauna. Se trata de uno de los lugares favoritos de las más avezadas montañeras y montañeros vascos, lo cual ya es decir mucho.

PARQUE NATURAL DE AIZKORRI-ARATZ

Parque Natural de Aizkorri-Aratz

Con una superficie de 19.400 hectáreas en la que se encuentran las cumbres de Altzania, Aizkorri, Urkilla, Zaraia o Aitxuri, también es el enclave donde nacen de tres de los ríos más importantes de Gipuzkoa: el Deba, el Urola y el Oria. Zona de rocas calizas, en él se puede encontrar el Santuario de Arantzazu donde está la preciosa y sencilla talla gótica de la Virgen de Arantzazu sobre espino y un cencerro que, según cuenta la leyenda, encontró el pastor Rodrigo de Balzategi en el año 1469, trayendo abundantes lluvias en un año de dura sequía. Además, en la zona está la estación megalítica con nueve monumentos: cinco dólmenes (Aizkorritxo, Artzanburu, Gorostiaran Oeste, Kalparmuñobarrena y Pagobakoitza), tres túmulos (Gorostiaran Este, Malla y San Adrián) y el menhir de Zorrotzarri, todos a más de 1.100 metros de altura sobre el mar.

PARQUE NATURAL DE IZKI

Parque Natural de Izki

En él se puede subir a la cima del monte de la Muela, desde donde admirar los hayedos y el cerrado sotobosque dominado por el boj, masas densas con aspecto de arbustos debido a las extremas condiciones climáticas en la que se desarrollan. O tratar de abrazar en un empeño vano el Fresno de Santa Teodosia o el Tilo o el Fresno de Antoñana, todos árboles con más de cinco metros de perímetro, conservados y mimados como los tesoros que son. En este parque tan representativo de la montaña alavesa viven unos 775 ejemplares de pico mediano (Dendrocopos medius), un ave de unos 20 centímetros cuyo plumaje rojo sobre la cabeza lo hace muy reconocible.

PARQUE NATURAL DE VALDEREJO

Parque natural de Valderejo

La mayor colonia de buitres leonados de Euskadi habita en el Parque Natural de Valderejo. Sus cortados rocosos conforman un hábitat idóneo para que aniden y por eso surcan sus cielos en un espectáculo maravilloso. Hoy, este ave vive un momento feliz, ya fuera de todo peligro gracias a los planes de recuperación y protección medioambientales. También en la zona habitan el alimoche, el halcón peregrino, el vencejo real y el roquero rojo, entre otras muchas. Se trata pues de un lugar magnífico para los amantes de la ornitología y de los animales en general. El gato montés, el corzo o la garduña también viven en esta franja occidental alavesa.

PARQUE NATURAL DE ARMAÑÓN

Parque Natural de Armañón

En el extremo más occidental de Bizkaia, limítrofe con Cantabria, se extiende el Parque Natural de Armañón o Ranero, un macizo montañoso de espectaculares relieves calcáreos. Más de 200 cuevas y simas, como Torca del Carlista, una de las mayores cavidades de Europa, con más de 400 metros de longitud, 250 metros de anchura y 90 metros de altura, se esconden en esta tierra de sucesivas colinas y montes. La cumbre de Armañón (854 m) es la más elevada del macizo, donde hay otros montes como Ranero (737 m), Surbias (638 m) y Los Jorrios (837 m). Impresionan el hayedo de Balgerri y los monumentos megalíticos del Valle de Carrantza.

PARQUE NATURAL DE URKIOLA

Parque Natural de Urkiola

Situado en el extremo sur occiental de Bizkaia, está formado por la sierra Aramotz-Eskubaratz, los Montes del Duranguesado y la sierra de Aragio. Muy frecuentado por escaladores gracias a su orografía, es tierra de rapaces, martas, garduñas y armiños, entre otras especies. Más de la mitad de su masa forestal está formada por bosques naturales de hayas, robles, encinas, abedules y marojos que se tiñen en impresionantes vistas dependiendo de la época del año. La madera de las hayas trasmochas de Aldazitala, cerca del puerto de Urkiola, supuso una importante fuente de ingresos para los carboneros hasta mitad del siglo XX y hoy forman un bellísimo paisaje fantasmagórico con sus ramas alargadas que bien pareciera que claman al cielo.

PARQUE NATURAL AIAKO HARRIA

Parque Natural Aiako Harria

En las estribaciones de los Pirineos, al extremo oriental de Gipuzkoa, entre los ríos Bidasoa y Urumea, se alzan las Peñas de Aia (Aiako Harria). Su característica silueta, recortada apenas a diez kilómetros del mar, data de la Era Primaria o Paleozoica y constituye el único macizo granítico de Euskadi. La belleza del lugar impresiona y se puede pedir permiso para acampar y vivirlo de la manera más natural en las inmediaciones del refugio Arritxulo, merece la pena dormir allí y despertar en un enclave tan bello. Si se descienden las Peñas, se encuentran arroyos que forman intrincados barrancos como el de Aiztondo, con una espectacular cascada de 100 metros de desnivel, y el de Endara, rodeado de bosques de roble.

PARQUE NATURAL DE PAGOETA

Parque Natural de Pagoeta

En puro equilibrio entre el medio rural y el urbano, este parque guipuzcoano de 2.860 hectáreas, concentra una gran oferta museística, naturalística, patrimonial y senderista. Para conocerlo y decidir qué hacer, lo mejor es acercarse al caserío Iturraran del siglo XVIII, también centro de acogida de los visitantes donde hay talleres didácticos interactivos con los que grandes y pequeños descubrirán el entorno y sus peculiaridades mientras pasan un buen rato. Su fauna autóctona es espectacular con ejemplares de la raza vacuna "betizu", de la caballar "pottoka" o el lirón gris y, como curiosidad, incluye una pareja de alimoches que cada año llega desde África para anidar aquí.

LA ARBOLEDA

La Arboleda

Convertido hoy en día en espacio de ocio y esparcimiento, La Arboleda fue un pueblo minero donde se extraía el mineral de hierro. Las antiguas minas son ahora embalses artificiales rodeadas de un entorno verde, ideales para la pesca, aunque no están recomendadas para el baño. El antiguo poblado minero se extiende por los montes de Triano. Se sitúa en la parte alta del municipio del Valle de Trápaga-Trapagaran, a 7,5 km del centro urbano y se accede por un tortuoso camino. Es preferible subir por el funicular hasta el barrio de La Reineta. Este medio de transporte, que data de 1926, fue muy utilizado en la época de la extracción minera. Hoy por hoy, el viaje en el funicular permite disfrutar de preciosas vistas sobre el Abra de Bilbao. Desde La Reineta hay tan sólo un kilómetro hasta La Arboleda. Este paraje cuenta con varias zonas recreativas, instalaciones deportivas (campo de fútbol, frontón...), un albergue de la Diputación de Bizkaia y el Centro de Interpretación Medio Ambiental Peñas Negras, donde ponen a disposición del visitante una serie de itinerarios balizados para conocer y disfrutar tanto del entorno natural como de los restos de la explotación minera.

RIOJA ALAVESA

Rioja Alavesa

El vino es cultura y también pura naturaleza. La de Rioja Alavesa se funde con sus viñedos en una cromática postal que casi se puede oler y, por supuesto, beber. Plantas aromáticas alegran los campos, mientras discurre paciente el río Ebro y los pájaros surcan los cielos. Se trata de un lugar muy especial para descubrirlo como un amante enólogo, a sorbos. Los terrenos de vid, cereal y olivo son una promesa cierta de la mejor comida y bebida. En pocos lugares, los frutos de la naturaleza consiguen una simbiosis tan perfecta con sus habitantes y sus tradiciones. Además, se puede conocer las Lagunas de Laguardia, un Biotopo Protegido situado en el corazón de Rioja Alavesa, cerca del núcleo amurallado de Laguardia. Este complejo de lagunas engloba cuatro pequeños y singulares humedales. Las lagunas de Carravalseca y Carralogroño en verano se convierten en unas depresiones secas, lisas y blancas por la costra de sal que se forma por la evaporación del agua. Un bello paisaje de reminiscencias lunares digno de ver.